¡Sé parte de la solución!
bolsas ecologicas ebags publicidad
¿Por qué E-BAGS?
bolsas ecologicas ebags publicidad
Envíos Nacionales e Internacionales
bolsas ecologicas ebags publicidad
Campañas

La COP21 y sus resultados

La COP es la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y la CMP la Conferencia de las Partes en calidad de reunión de las Partes en el Protocolo de Kyoto (CMP). La CMNUCC cuenta con 195 países firmantes.

Cada año, desde 1992, se celebra la conferencia de las partes con los negociadores tratando de componer un plan práctico y este año, en París, es la última oportunidad para este proceso. Los negociadores dispusieron en 2011 que el acuerdo definitivo debía adoptarse antes del fin de 2015.

El objetivo fundamental de la CMNUCC es impedir la interferencia “peligrosa” del ser humano en el sistema climático.

La Convención fija el objetivo de estabilizar los niveles de emisión de gases de efecto invernadero en un plazo que permita a los ecosistemas adaptarse naturalmente al cambio climático, asegurar la producción de alimentos y permitir el desarrollo económico de manera sostenible.

En 1979 se llevó a cabo la primera Conferencia Mundial sobre el Clima. Once años después, en 1990,  tiene lugar la segunda conferencia, donde se solicita un tratado mundial sobre cambio climático. En la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro de 1992, la Convención Marco sobre el Cambio Climático (CMNUCC) queda lista para la firma y entra en vigor el 21 de marzo de 1994 y, en 1995 se celebra en Berlín la primera COP.

Entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre de 2015, la comunidad internacional se encuentra reunida en París para alcanzar un nuevo acuerdo sobre el cambio climático a nivel mundial. Un resultado ambicioso en París acelerará las oportunidades para la acción del cambio climático en países desarrollados y será un pilar importante en la era del desarrollo sostenible post-2015. El acuerdo de París tiene el potencial de impulsar a los países y comunidades a actuar simultáneamente trabajando hacia la reducción de las emisiones de carbono, mientras se adaptan a los impactos a largo plazo del cambio climático.

En la cumbre del clima de París se intenta sustituir el Protocolo de Kioto. Pero esta vez, a diferencia del pacto de 1997, la idea es que se incluyan medidas de reducción de las emisiones responsables del calentamiento del 100% del planeta y no solo las de los países desarrollados. La agricultura, la deforestación y los usos del suelo —responsables del 24% de las emisiones globales— juegan un papel que en Kioto no tuvieron. Cien países tienen medidas de mitigación en este sector.

Entre los principales puntos del acuerdo logrado en el texto final, podemos encontrar los siguientes:

  • El aumento de la temperatura global debe estar muy por debajo de los dos grados centígrados.
  • El acuerdo es jurídicamente vinculante para los países firmantes.
  • Fondos cercanos a los US$100.000 millones para los países en desarrollo a partir de 2020.

Para lograr estos objetivos, los países se comprometen a fijar cada cinco años sus objetivos nacionales para reducir la emisión de gases de efecto invernadero. 186 de los 195 países participantes en la cumbre ya lo han hecho.

El texto establece que los países ricos seguirán ofreciendo apoyo financiero a los países pobres para ayudarles a reducir sus emisiones y adaptarse a los efectos del cambio climático, aunque no hace mención a montos específicos.

Sin embargo, previamente los países ricos se habían comprometido a otorgar US$100 mil millones anuales en financiamiento hasta el 2020.

Aunque no se incluyeron sanciones para los países que incumplan con sus compromisos, sí les compromete a informar sobre sus emisiones y sus esfuerzos para reducirlas, a manera de incentivo para que cumplan.

Una de los principales aspectos que convierten el acuerdo del COP21 de París histórico y distinto respecto a lo conseguido en la última cumbre del clima en 2009, es que esta vez sí se llegó a un acuerdo con efectos vinculantes.

¿Qué significa esto? Que el texto final firmado este sábado en París tiene efectos jurídicos sobre los países que están comprometidos con el pacto del COP21.

Una de las razones por el que el acuerdo de Copenhague fue considerado un “fracaso” por las organizaciones ambientales es que al carecer de efectos vinculantes, el pacto no tenía la suficiente validez que le permitiera ejecutar lo que se había acordado.

Para más información puedes ingresar a esta página.