Warning: A non-numeric value encountered in /nfs/c02/h09/mnt/23550/domains/ebags.com.ve/html/wp-includes/formatting.php on line 3759

Warning: A non-numeric value encountered in /nfs/c02/h09/mnt/23550/domains/ebags.com.ve/html/wp-includes/formatting.php on line 3759
¡Sé parte de la solución!
bolsas ecologicas ebags publicidad
¿Por qué E-BAGS?
bolsas ecologicas ebags publicidad
Envíos Nacionales e Internacionales
bolsas ecologicas ebags publicidad
Campañas

¿PUEDE MAS LA COSTUMBRE QUE EL VALOR?

¿PUEDE MAS LA COSTUMBRE QUE EL VALOR?
– Bolsas Ecológicas llenas de conciencia –

 

Con mayor frecuencia observamos en la calle personas utilizando bolsas de tela, bien sea para ir de compras o para trasladar objetos de un lugar a otro. Esto nos lleva a pensar que existe algún factor que está promoviendo su uso.
¿Podría ser una “moda verde”, simple comodidad o existe alguna causa más profunda o emocional que está cambiando el comportamiento ciudadano en Venezuela?


Desde hace algunos años se escucha en nuestro país con más cuidado a las organizaciones ecologistas, movimientos ambientalistas, colectivos de arte reciclado;  al menos una vez a la semana podemos escuchar, leer o hablar sobre caminatas, batidos verdes, comida sana, “fitness” o recolección de tapas, esto es un claro reflejo de que nuestra sociedad se está uniendo a la tendencia global de los llamados “Consumidores Verdes” y que está despertando la conciencia ecológica y la preocupación por el ambiente.

Nuestro planeta a nivel general tiene graves índices de deterioro, el efecto invernadero, la polución, fuertes sequías y más. La contaminación generalizada es un tema principal en muchos países, uno de los puntos más discutidos es la problemática generada por el uso indiscriminado de bolsas plásticas. Estas se han prohibido en algunos países, existen impuestos de uso en otros; en Venezuela ya vemos ordenanzas como la del Municipio Carirubana (Estado Falcón) y Municipio Chacao (Estado Miranda) que regulan el uso de las bolsas plásticas. Son pequeñas luces que hacen pensar que Venezuela se unirá  dentro de poco a lo que el planeta necesita: menos basura y menos bolsas plásticas. La naturaleza no puede degradar millones de toneladas de desechos plásticos que la población mundial genera pues tardan entre 100 a 500 años para descomponerse en pequeñas partículas tóxicas que son ingeridas por animales marinos y jamás vuelven a formar parte del ecosistema, contaminando en su proceso degenerativo el aire, los suelos, el agua y causando miles de muertes de animales.

Muestra de ello es el llamado “Nuevo Continente” isla de desechos que comienza a unas 500 millas náuticas de la costa de California y cruza el Pacífico norte, llegando más allá de Hawái e incluso hasta cerca de la costa de Japón.
Su extensión es realmente impresionante: dos veces el tamaño de la parte continental de Estados Unidos. Es el vertedero de basura más grande del mundo, esta isla se mantiene en su lugar girando debido a las corrientes submarinas, en la zona del Pacífico Norte las aguas giran lentamente en el sentido de las agujas del reloj dando lugar a esta acumulación. Esta gigantesca masa permanece flotando como una isla de basura, está compuesta de residuos y pesa más de 4 millones de toneladas -el 80% de plástico-. La densidad de los restos flotantes aumenta dramáticamente año tras año. ¡Increíble! ¿Cierto?

Curtis Ebbesmeyer, un prestigioso oceanógrafo, compara el vórtice de basura como a un ser vivo, es –según explica- como un gran animal sin correa. Cuando el animal se acerca a la tierra (como lo hace en el archipiélago de Hawái) los resultados son dramáticos, puesto que deja las playas totalmente cubiertas de este “confeti” de plástico. Alrededor del 70% de la basura acaba contaminando el fondo de los océanos.

Otro grave problema es que los plásticos actúan como una especie de “esponja química”, concentrando la mayor parte de los contaminantes tóxicos en los océanos. Los animales que consumen estos materiales contaminados los transfieren a lo largo de la cadena alimentaria, con los riesgos que ello implica.

Los activistas que luchan por la protección del medio ambiente advierten que a menos que los consumidores reduzcan el uso de plásticos desechables, la sopa de plástico se duplicaría en su tamaño durante la próxima década.

Una de las marcas venezolanas más comprometidas con la concienciación ambiental es         E-Bags Bolsas Ecológicas, firma con sello carabobeño y calidad de exportación quienes desde 2009 trabajan atendiendo a todo el territorio nacional, comercializando bolsas de tela no tejida, alternativa económica y cómoda para reducir y sustituir el consumo de bolsas plásticas y por ende sus consecuencias altamente negativas.

La marca tiene una imagen con impacto: llamativa, colorida y alegre, pero con un trasfondo repleto de compromiso y valores sociales. Con su lema  “Sé Parte de La Solución” invita al consumidor a participar activamente cambiando sus hábitos y promoviendo conciencia ambiental y ciudadana. Además de comercializar 16 modelos estandarizados de bolsas, fabrican medidas específicas, ofrecen material publicitario en cartones y papeles reciclados, jabones biodegradables; una nueva forma de mercadear las ideas verdes y con menos impacto para el planeta.

Las Bolsas de E-Bags están fabricadas con costuras reforzadas, son lavables y tienen una vida útil de al menos 2 años, personalizables, muy ligeras. Esto indica que: por cada bolsa ecológica que usemos para sustituir las plásticas podríamos restarle a la basura al menos 600 bolsas al año. Es muy interesante observar las estrategias de esta marca orgullosamente venezolana, porque está aliada con movimientos ecológicos y organizaciones no gubernamentales como: MESAM (Movimiento Ecológico Salvemos al Mundo Venezuela) Venezuela Verde, FUNVIVE  (Fundación Internacional Vida Verde) y ONG Vitalis, además de colaborar activamente con fundaciones y tener planes de financiamiento y descuentos especiales para ellas.
En su página web y redes sociales siempre activas, se dedican a promover conciencia ambiental y ciudadana en todos los aspectos de nuestra vida utilizando el “hashtag” #EducaConEjemplo y brindando a sus visitantes tips ecológicos e ideas para reducir, reciclar y reutilizar (Principios del consumidor responsable)
“Con esfuerzo sostenido e incansable afecto e ilusión, trabajamos en nuestro país  para mejorarlo, porque creemos en él y en su gente”  “Nuestras alianzas comerciales crean oportunidades de integración y de trabajo compartido generando crecimiento para ambas partes. Es la unión entre empresas para conseguir un objetivo común: La Conciencia Ciudadana. Un cambio de hábitos y de actitud. Creemos que en la unión está la fuerza y en la constancia, el éxitonos comenta la Directora de la marca.

Hace pocos meses fue publicado un trabajo desarrollado por la Fundación Tierra Viva en alianza con Botiquería “Bolsas Plásticas: Un problema nada ligero” muy completo e interesante con datos recabados por sus desarrolladores sobre Venezuela y las opciones que tenemos para lidiar con el problema que generan las bolsas plásticas. En este trabajo se plasman opciones a poner en práctica como: sustitución de bolsas, prohibición de uso, impuesto al usuario, impuesto al comercio, promoción de bolsas reutilizables y promoción del reciclaje. Pero las medidas más importantes son las que estén articuladas con políticas públicas y con estrategias de educación ambiental y conciencia ciudadana a fin de garantizar acciones efectivas y éxitos que beneficien directa e indirectamente, en lo social, lo ambiental y lo económico a todos los ciudadanos.

 

Esperamos que todas estas iniciativas den sus frutos próximamente ya que nos veremos beneficiados todos los venezolanos, también concluimos que es muy importante el aporte que realizan marcas con E-Bags Bolsas Ecológicas y organizaciones ambientales que trabajan  muchas veces en silencio aportando a nuestro ambiente y educando con ejemplo. Estas semillas cargadas de valores, conciencia y ciudadanía ya están germinando, los resultados podemos observarlos en nuestro día a día, en actividades y conversaciones que con más frecuencia escuchamos y palpamos.

Cuando vea a alguien utilizando una bolsa ecológica en la calle o rechazando alguna, recuerde: hay mucha gente trabajando tras estas acciones, cambiando su estilo de vida y hábitos de consumo, cada vez son más las personas que despiertan ante la necesidad mundial de darle un respiro al planeta. Piense en la “Isla de Basura” y hágase esta sencilla pregunta: ¿Realmente necesito la bolsa?

Lo invitamos a contribuir y a ser parte de la solución.

www.ebags.com.ve
Twitter e Instagram @ebagsve
Facebook: E-Bags Bolsas Ecológicas